Ayuda a tu cuerpo a prevenir/tratar los trastornos intestinales y/o digestivos

Mantener una correcta salud digestiva e intestinal es imprescindible para mantener una buena salud en general.

Los trastornos digestivos/intestinales pueden tener su origen tanto:

  • Nuestra alimentación: déficit de vitaminas y minerales, déficit de fibra dietética, exceso de alimentos refinados, azúcares, carnes rojas, productos lácteos y alimentos procesados,
  • Nuestro estilo de vida: estar sometido a estrés, contaminación ambiental, consumo de tabaco y alcohol, consumo de determinados fármacos.

¿TU CUERPO “PIDE” DETOX?

En el día a día tu cuerpo se enfrenta a toxinas ambientales, residuos generados por la mala alimentación y la ingesta de medicamentos, virus y bacterias, metabolitos tóxicos de nuestro propio metabolismo.

Aunque contamos con un sofisticado sistema natural de detoxificación para neutralizar y excretar toxinas, nuestro estilo de vida actual (como la mala alimentación, el estrés,…) contribuyen a que las toxinas se acumulen en nuestro organismo, saturándolo y haciendo que en determinadas ocasiones debamos darle una “ayudita extra”.

LOS PROBIÓTICOS PUEDEN AYUDARTE A RESTAURAR EL EQUILIBRIO

Cuando se tambalea el equilibrio de la microbiota (antiguamente “flora intestinal”), es posible restaurarlo actuando sobre su composición (riqueza, diversidad).

Además de una alimentación variada y equilibrada, puedes tomar Probióticos: “microorganismos vivos que cuando son administrados en cantidad adecuada ejercen un efecto beneficioso sobre la salud” (OMS)


SOLICITA TU TEST EPIGENÉTICO

Problemas digestivos e intestinales pueden tener su origen en una alteración de tu equilibrio nutricional.

Para controlar tus necesidades nutricionales, y mejorar tu salud, según tu estilo de vida y necesidades particulares.

  • Un análisis rápido, sencillo e indoloro, solo hacen falta 4 hebras de cabello.
  • Obtenemos un informe con indicadores de bienestar claves: nutrientes (vitaminas, minerales, aminoácidos, antioxidantes y ácidos grasos esenciales), toxinas, microbiología, radiaciones electromagnéticas e influencias dietéticas (alimentos y aditivos).
  • Elaboramos un plan de actuación preventivo en función del estado de la persona, sus nocivos hábitos nutricionales y/o influencias ambientales individuales, ya que descubrimos indicios de problemas, antes de que se expresen físicamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *